Limpieza, cuidados y mantenimiento de una cocina

Para prolongar la vida útil de nuestra cocina es importante conocer la forma adecuada de limpieza y el mantenimiento necesario. Aplicando bien estos dos conceptos podremos hacer que nuestra cocina dure mucho más de lo esperado.






- La limpieza de los muebles y las puertas de una cocina recubiertas de melamina se debe realizar solamente con un paño húmedo, ya que es suficiente para eliminar cualquier mancha o residuo impregnado en la superficie. Se debe evitar el uso de químicos y de fibras ya que pueden llegar a maltratar el acabado.


- Para limpiar la cubierta de una cocina, ya sea de formaica, HPL, granito o cuarzo, también es recomendable utilizar solamente un paño húmedo, no es necesario utilizar algún otro químico o fibra.


Es importante secar el exceso de humedad del mobiliario de una cocina, ya que es la principal causa de su deterioro.



Como cualquier parte de una casa, una herramienta o un automóvil, la revisión y el mantenimiento anual en una cocina es fundamental para poder conservar el buen estado de sus componentes. El mantenimiento normalmente consiste en:


- Revisión y/o renovación de los sellos de silicón, principalmente en la zona del fregadero y el área de los zoclos.


- Nivelación de bisagras en puertas y limpieza y ajuste de correderas en cajones.


- Una nueva aplicación de sellador para cubiertas de granito.


- Revisión del aspecto general para revisar cualquier movimiento en sus componentes y realizar el ajuste adecuado si es que es necesario.


Realizando estas sencillas acciones podremos hacer que nuestras cocinas duren tanto como nuestro hogar.


235 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo